Ciudad VS Pueblo. Parte II

Ciudad VS Pueblo. Parte II

1. Aparcamiento SIEMPRE.

Vivas en la calle más remota del pueblo o en la propia general siempre hay un hueco libre para ti y tu coche. Es raro si no hay uno en la misma puerta o un poco más hacia delante, pero que vamos cerca cerca. Estoy casi segura que hasta en Santa Águeda encuentran aparcamiento rápido. Hay algunas excepciones, como cuando tenemos fiesta (que suele ser a menudo) y hay alguna calle cortada. Pero que vamos, yo quejas no tengo.

Encontrar aparcamiento facil con Ford y Vodafone

2. Libertad y seguridad.

LIBREEEE COMO EL SOL CUANDO AMANECE YO SOY LIBRE COMO EL MAAAAAR. Y es que es verdad. En el pueblo tenemos la seguridad de que los peques se vayan a jugar al parque solos (cuando ya tienen cierta edad, ojito) que sabes que están a salvo. O es que no te acuerdas tú, cuando a las 5 de la tarde le decías a tu madre «me voy al parque mama, ya volveré». Y chico, que no pasaba nada.

3. TODO el mundo se conoce.

Esto es complicado. Vamos a tratarlo con calma. Aquí todo el mundo se conoce, y si no es a ti pues a tu hermana, prima, vecino, madre, padre, o algún familiar que hasta desconocías que tenías. Tiene puntos positivos, como que si te falta dinero en la tienda no pasa nada porque sabe la dependienta hasta donde vives, o si necesitas un favor tienes mil amigos/conocidos que seguro que te lo pueden arreglar. AHORA, también tiene negativos, y es que si no quieres que la gente se entere algo, te voy a decir lo que me dice mi madre… NO LO HAGAS. No lo hagas, porque mira, se van a enterar.

Si te ha gustado este contenido y quieres más, tenemos mil más como este en nuestra página web. Échales un ojico, que los preparamos con mucho mucho amor.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *